miércoles, 27 de abril de 2016

Anatomía de un hilo

Cuando nos ponemos manos a las agujas, o al ganchillo, iniciamos una secuencia infinita de nudos y mas nudos con un hilo que no siempre  es quien dice ser... Porque la hebra se guarda secretos y según la apariencia que tenga ese día, así saldrá nuestro tejido.

La cara mas simple del hilo es la que está formada por una sola hebra. Se obtiene en el primer hilado, uniendo las fibras en una torsión que suele ser en “Z”, con la que hay que tener cuidado, porque si tiene demasiada el tejido final tendrá sesgo y esto es algo difícil de solucionar.
Es un hilo complicado de tejer ya que al tener poca torsión suele  separarse y desenroscarse, es poco resistente. Se utiliza para tejer prendas de abrigo ya que el tejido resultante suele ser compacto y cálido, pero ¡ojo! porque al no tener apenas torsión, ofrece poca resistencia la desgate, por lo que ante un exceso de fricción las fibras suelen separarse. Así que, con este tipo de hilo, no conviene tejer calcetines ni guantes y si hacemos jerséis... ¡cuidado con los codos!
¿Cómo queda cuando lo tejemos?... Si tejemos en punto liso (punto jersey) nos encontramos que el lado izquierdo de cada punto es el doble de ancho que el lado derecho y que además tienen diferente inclinación, llegando a parecer que el lado derecho se posiciona en vertical.
No es recomendable tejer con él, patrones de puntos complejos y elaborados, ya que no ofrece mucha definición.



Los hilos que mas utilizamos suelen estar formados por hebras simples unidas entre si con torsión “S”. Los podemos denominar hilos convencionales y suelen estar compuestos por 2, 3 y 4 hebras o capas. Son hilos muy resistentes y de composición muy variada. Fáciles de tejer ya que al tener en su composición las dos torsiones (”Z” y”S”) es un hilo equilibrado en lo que a tensión se refiere.
¿Como los distinguimos?. ¡Fácil!... simplemente tenemos que girarlos en sentido contrario a la torsión y las hebras se separarán.
Al tener mas hebras, tienen mas torsión y por tanto son mas resistentes que el hilo simple. Así que con ellos podemos tejer un  montón de cosas...
El hilo de 2 hebras o capas, es perfecto para tejer encaje.
Con el hilo de 3 capas ya se obtiene un punto mas definido, por lo que es perfecto para tejer texturas y cables
El hilo de 4 capas es recomendables para trabajos que requieren gran definición en el punto.
¿Cómo queda cuando lo tejemos?... Si tejemos en punto liso (punto jersey) nos encontramos que el punto tiene ambos lados del mismo tamaño y con la misma inclinación... equilibrado.



El hilo multi-filamento está formado por múltiples hebras con torsión individual en “S” unidas entre sí mediante una torsión “S”. Suelen ser hilos suaves y flexibles y con buena elasticidad. Como todos los hilos compuestos, es muy resistente y a veces puede que no sea fácil de tejer.

¿Cómo queda cuando lo tejemos?... Si tejemos en punto liso (punto jersey) nos encontramos que el lado derecho de cada punto es casi el doble de ancho que el izquierdo y su inclinación es diferente, llegando a parecer que el lado izquierdo forma una columna vertical.



Otro tipo de hilo muy interesante, aunque no tan frecuente es el hilo cableado, mas complejo. Está formado por hilos que individualmente tienen torsión “S” y que se unen para crear el cableado en torsión “Z”. Es por tanto, un hilo  muy resistente y equilibrado con el aspecto final de un cable o cuerda.
El mas habitual es el que está formado por 4 cabos en el que cada uno está formado por 2 hebras, aunque según el grosor que se quiera puede estar formado por muchos mas cabos.
Es un hilo muy duradero y resistente. Aunque en ocasiones puede ser difícil de tejer ya que nos encontramos con que tenemos que trabajar con múltiples hebras a la vez y si la torsión no está equilibrada, se puede desenroscar mientras se teje. 

¿Cómo queda cuando lo tejemos?... Si tejemos en punto liso (punto jersey) nos encontramos que cada punto tiene sus lados iguales y con la misma inclinación. Si embargo se pueden ver las pequeñas torsiones de los hilos que lo forman lo que le da al tejido un aspecto texturizado.
Es recomendable para tejer prendas de puntos complejos.

imagen: bluebarnfiber.blogspot.com.es

lunes, 18 de abril de 2016

El hilo y su torsión.

¿Te has fijado alguna vez en como es el hilo con el que tejes?
¿Has visto que casi siempre está retorcido?
Cuando se hilan las fibras para que las podamos tejer, lo que se hace es retorcerlas sobre sí mismas para unirlas y formar un hilo continuo y homogéneo. A este giro se le llama torsión y es un proceso que se remonta al paleolítico superior.

La torsión es de dos tipos según su dirección:
La torsión en “S”:
si colocamos el hilo en vertical y nos fijamos, las fibras se enroscan sobre si mismas mostrando una inclinación hacia la izquierda como una -s-.

(trosión en "S")


La torsión en “Z”:
si ponemos el hilo en vertical, las fibras se enroscan sobre si mismas mostrando una inclinación hacia la derecha como una -z-.

(trosión en "Z")

En general, cuando se realiza el primer hilado, para juntar las fibras en un hilo simple, la torsión es en “Z” y cuando se forma un hilo con dos o mas hebras la torsión es en “S”.
Echa un vistazo cuando vayas a comprar tu lana, verás como la mayor parte de los ovillos y madejas tienen torsión “S”.

La cantidad de torsión puede variar, así un hilo de una misma fibra puede modificar sus cualidades según la torsión con la que haya sido hilado. Los hilos con poca torsión, la suficiente como para mantener las fibras juntas, son hilos suaves, pero poco resistentes (poco resistentes como hilos, ya que una vez tejidos en tejido resultante es resistente). A medida que se le añade torsión al hilo, aumenta su resistencia. Pero hay que tener cuidado si tiene demasiada torsión ya que, al tejerlo, puede crear sesgos y asimetrías en el punto.

El tipo y la cantidad  de torsión influye en el aspecto final del punto cuando tejemos con dos agujas o cuando tejemos con ganchillo.
Hay un estudio curioso sobre cual es la torsión adecuada si tejes con ganchillo, que viene a decir que, si eres diestro es mas conveniente tejer con hilos con torsión “Z”, porque si utilizas un hilo con torsión “S”, al envolver el ganchillo con el hilo, como se hace en dirección opuesta a su torsión, el hilo se va “desenroscando”, mientras que si eres  zurdo lo mas conveniente es tejer con hilos con torsión “S”.
También esa fastidiosa asimetría que se forma cuando, con dos agujas,  tejemos menguados a derecha e izquierda (tejer dos puntos juntos) (deslizar un punto, deslizar otro y luego tejerlos juntos en la aguja derecha) se debe en parte a la torsión del hilo.
¿A que a partir de ahora te vas a fijas mas en como esta enrollado el hilo con el que tejes? 

jueves, 7 de abril de 2016

El punto de Irlanda tiene nombre propio.

Hay jerséis que por mucho que lo intenten no pueden negar su procedencia. Y hay uno en particular que por muchas formas que adopte o aunque cambie mil veces el aspecto de sus motivos no puede ocultar su origen...Irlanda,  concretamente de las islas de Arán.
Su carácter salta a la vista en forma de cables, trenzas, ochos, motivos tradicionales y simbólicos que le dan un estilo muy particular.
En sus orígenes era la prenda de diario de los pescadores. Se tejía con lana de producción local, en color crudo y natural de una lana mal blanqueada, con el punto bien apretado para proteger mejor del frío y el agua.

imagenes de www.inismeain.ie; izquierda jersey de pescador,derecha pescadores de las Islas Aran


A medida que pasa el tiempo cambia de forma, algunas veces cambia la manga recta por la manga raglán, otras por la manga con hombrera donde el hombro y manga son la misma pieza. Transforma los cuellos y escotes: redondos, cruzados, de cisne, con botones, incluso a veces se convierte en chaqueta.

imagen de la derecha: jersey de www.tarairishclothing.com


Se teja en circular o con dos agujas siempre se muestra lleno de texturas, que surgen de la combinación de cientos de motivos, reflejando su procedencia en mensajes ocultos en puntos de derecho y de revés.



La pesca y el mar están presentes en los cables que son como cuerdas, en los rombos que son como redes. La tierra se muestra en los enrejados que son como los muros de piedra que separan los terrenos, en las espigas que son los cultivos. La vida aparece en las lineas en zig-zag.
El jersey de las mil caras, que trata de ocultarse tras cientos de apariencias y con decenas de formas, es el único jersey de Arán.




lunes, 4 de abril de 2016

El “kofte” de Noruega: una historia de rosas y “piojos”

El punto llegó a Noruega por mar en barcos vikingos.
Y los noruegos lo recibieron con gran interés, enseguida lo adoptaron... y lo mejoraron mezclándolo con sus costumbres y tradiciones. Con él  fabricaron prendas funcionales, confortables y cálidas, adecuadas para el uso diario: manoplas, calcetines, “Kofter” o lo que nosotros conocemos como chaquetas o jerséis con una abertura en el escote. Las prendas que se utilizaban en los días de fiesta se enriquecían con piezas de franela y bordados en las mangas y en el escote. Cada región conservaba  su tipo de tricot y sus motivos, y al ser una producción domestica y local que garantizaba su tradición y originalidad.

Hoy en día, la prenda por la que mas se identifica a Noruega es el “lusekofte”. Un jersey cuyo tejido está salpicado de pequeños motivos llamados “luse”, piojos, porque son pequeños puntos sobre un fondo en color  de contraste. Se tejen con lana  gruesa, en colores crudo y negro y que en sus orígenes, tenía la parte inferior en tejido rústico, así era mas fácil deslizarlo por dentro del pantalón. Son tradicionales en varias regiones como Stendal o Vest Agder, esta última el jersey es tan representativo que le da nombre propio "Vest Agder-kofte".

fotos: Reinsfelt, Anne-Lise / Norsk Folkemuseum (CC BY-SA)



Pero el jersey no solo está adornado con “piojos”, también lleva personajes, animales, abetos, estrellas y otros motivos geométricos como el "zig-zag" inspirado en  patrones esquimales. Aunque el mas conocido de todos es la rosa de Selbu, una forma de estrella de base octogonal,  inspirada en las tallas de madera y que como su nombre indica es originaria de Selbu. La rosa Selbu es probablemente el motivo de punto más utilizado en Noruega, reconociendose en todo el mundo como un símbolo del país y del arte popular de Noruego. Tanto es así que en 1991 fue incluida en el escudo de armas del municipio de Selbu.





viernes, 1 de abril de 2016

La invasion de Europa por el punto... historia de un principio incierto.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Es una pregunta que, con bastante frecuencia, me viene a la cabeza cada vez que tejo con las dos agujas. No tiene fácil respuesta, mas que nada porque la primera persona que decidió hacer punto con dos palitos jamás se pudo imaginar que después de siglos, alguien estuviera preguntando por ella, así que, aunque se encargó de enseñar su técnica a todo el mundo, nadie conocería su identidad.
Puede ser que un copto en Egipto, jugando mientras hacia nalbinding pensara que, con mas agujas, tejer sería más rápido y se lo contara a su vecino árabe y tejiesen juntos por las tardes reuniéndose con más vecinos.


Calcetines de algodón encontrados en Egipto .De izq. a dch: Textile Museum, ca. 1000 – 1200 AD; Victorian & Albert Museum, ca. 1100 – 1300 AD; Textile Museum, ca. 1300 AD


Puede ser que algunos de esos árabes, en el siglo VIII se llevasen sus agujas y ovillos cuando empezaron su viaje por el norte de África y Europa: Sicilia, España...
En alguna parte tuvieron que coincidir con algunos normandos porque en la misma época, los Normandos, que se pasaban la vida explorando mares e invadiendo sitios, introdujeron el tricot en el norte de Europa: Noruega, Finlandia, Islandia... de hecho en todas las regiones de la cultura celta.
Y marineros náufragos de la armada invencible se pusieron a tejer con pescadores de las Islas Orcadas y de las islas Shetland.



Así entre caminata y caminata, batalla y batalla, invasores, guerreros y viajantes descansaban y tejían calcetines, gorros o bufandas para matar el tiempo y el frío, llevando el tricot por todos los rincones de Europa enriqueciéndolo de la cultura y tradiciones de los pueblos que lo descubrían.

informacion para el texto :
les petites mains
tricot-and-co