viernes, 1 de abril de 2016

La invasion de Europa por el punto... historia de un principio incierto.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Es una pregunta que, con bastante frecuencia, me viene a la cabeza cada vez que tejo con las dos agujas. No tiene fácil respuesta, mas que nada porque la primera persona que decidió hacer punto con dos palitos jamás se pudo imaginar que después de siglos, alguien estuviera preguntando por ella, así que, aunque se encargó de enseñar su técnica a todo el mundo, nadie conocería su identidad.
Puede ser que un copto en Egipto, jugando mientras hacia nalbinding pensara que, con mas agujas, tejer sería más rápido y se lo contara a su vecino árabe y tejiesen juntos por las tardes reuniéndose con más vecinos.


Calcetines de algodón encontrados en Egipto .De izq. a dch: Textile Museum, ca. 1000 – 1200 AD; Victorian & Albert Museum, ca. 1100 – 1300 AD; Textile Museum, ca. 1300 AD


Puede ser que algunos de esos árabes, en el siglo VIII se llevasen sus agujas y ovillos cuando empezaron su viaje por el norte de África y Europa: Sicilia, España...
En alguna parte tuvieron que coincidir con algunos normandos porque en la misma época, los Normandos, que se pasaban la vida explorando mares e invadiendo sitios, introdujeron el tricot en el norte de Europa: Noruega, Finlandia, Islandia... de hecho en todas las regiones de la cultura celta.
Y marineros náufragos de la armada invencible se pusieron a tejer con pescadores de las Islas Orcadas y de las islas Shetland.



Así entre caminata y caminata, batalla y batalla, invasores, guerreros y viajantes descansaban y tejían calcetines, gorros o bufandas para matar el tiempo y el frío, llevando el tricot por todos los rincones de Europa enriqueciéndolo de la cultura y tradiciones de los pueblos que lo descubrían.

informacion para el texto :
les petites mains
tricot-and-co



No hay comentarios:

Publicar un comentario